¿Cómo pagar tus deudas y consolidar una vida financiera exitosa?

Published on
Sep 22, 2022
Written by
Maria Camila Ayala
Read time
5 min
Category
Finanzas Personales

¿Cómo pagar tus deudas y consolidar una vida financiera exitosa?

Published on
Sep 22, 2022
Written by
Maria Camila Ayala
Read time
5 min
Category
Finanzas Personales

¿Cómo pagar tus deudas y consolidar una vida financiera exitosa?

Sabemos que todos soñamos con una vida financiera estable, segura y exitosa que nos permita alcanzar nuestros sueños y objetivos financieros a corto, mediano y largo plazo.

Para empezar a construirla, lo primero que tienes que tener es un plan de ahorro a través del cual puedas medir tus ingresos y gastos mientras construyes un colchón con el que puedas contar para aquello que desees: quizás quieres comprar una casa, irte algunos meses de viaje, estudiar la carrera o post-grado de tus sueños o, eventualmente, alcanzar tu independencia financiera.

Sin embargo, para que tu plan de ahorro funcione, además de medir tus ingresos y gastos y de destinar un monto para ahorrar, necesitas pagar tus deudas. De lo contrario, corres el riesgo de entrar en un ciclo en el que todo aquello que ahorres desaparecerá mientras las pagas y tu colchón anhelado nunca se materializará.

Tengo muchas deudas ¿por dónde puedo empezar?

Ahora, entendemos que endeudarte es mucho más fácil de lo que piensas.

Puede ser en cosas sencillas como usar tu tarjeta de crédito siempre que sales a comer o comprar cosas que quieres, “de vez en cuando” con ella. O puede que hayas tenido que pedir un préstamo para pagar la matrícula de tu universidad o la de tus hijos, o para poder irte de vacaciones con tu familia. Independientemente del por qué, el problema es que constantemente, y sin realmente darte cuenta, estás gastando el dinero que no tienes y cuando revisas tu facturas ¡debes mucho más de lo que te imaginabas!

La ansiedad y estrés empiezan a surgir y además de no entender en qué momento acumulaste tantas deudas, no tienes idea de cómo vas a empezar a pagarlas.

Tranquilo. Incluso si estás luchando por mantenerte a flote, existen estrategias que puedes utilizar para encontrar alivio y deshacerte de tus deudas de una vez por todas.

I. El método de la bola de nieve

Este método funciona para la gran mayoría de deudas del consumidor promedio: aquellas que tienen que ver con temas personales, estudios, autos, facturas médicas o tarjetas de crédito.

Lo primero que tienes que hacer es una lista de todas las deudas que tienes a tu nombre, ordenándolas de mayor a menor en términos de valor.

Una vez que tengas tu lista y como ya creaste un plan de ahorro que te permite saber con cuánto dinero extra cuentas para destinar a gastos que no son “básicos” o “necesarios”, tomarás todas las deudas que tengas y pagarás el monto mínimo que te exigen para el mes.

Sin embargo, tomarás la de menor valor, y además del monto mínimo le destinarás la cantidad que te sobre de ese dinero con el que cuentas, pagando aún más que la cantidad requerida.

Repetirás este proceso una y otra vez hasta que la deuda más pequeña esté saldada y volverás a repetirlo ahora con la siguiente deuda más pequeña que quede en tu lista. Y volverás a repetir el proceso hasta que no tengas más deudas pendientes.

Así, poco a poco, lograrás deshacerte de tus deudas e incluso cuando llegues a las más grandes, el estrés no será el mismo, pues tu lista es mucho más pequeña y tendrás mayor capital para pagarlas más rápidamente.

II. El método de avalancha

Al igual que el método de bola de nieve, funciona para las deudas del consumidor promedio.

Sin embargo, para este método harás una lista de tus deudas partiendo de la que mayor tasa de interés te cobre a la menor.

Así, pagarás el mínimo requerido para todas tus deudas pero el dinero que tengas como excedente lo destinarás a pagar la que más intereses represente, de manera que la primera que quedará cancelada será aquella con la que más dinero perderías a largo plazo.

Una vez esta quede pagada, pasarás a la próxima con mayor interés. Y, al igual que con el método de bola de nieve, poco a poco irás deshaciéndote de todas tus deudas para siempre. La diferencia radica en que, si bien con este método te irás deshaciendo de aquellas con las que más dinero perderías a largo plazo, requiere de más compromiso y consistencia, puesto que suelen ser las de mayor valor.

III. Consolidación de tus deudas

Quizás tienes muchas deudas y en muchas ocasiones se te olvida pagar el mínimo requerido, o no tienes como hacerlo.

Este método sugiere que acudas a un prestamista unitario, como un banco, o solicites un crédito de tu tarjeta por el valor total de todas tus deudas.

Así, podrás pagarlas de una vez por todas y consolidar tu deuda en una sola, que podrás ir pagando mes a mes sin estresarte por los múltiples pagos que tendrías que hacer con más de una factura.

Ahora, para entender si este método funciona para ti, tienes que comparar la tasa de interés que te cobraría el banco con las tasas de interés que pagarías en un año (partiendo de las deudas que ya tienes), divididas en el capital que ya debes.

En algunas ocasiones, la tasa de interés del nuevo prestamista podría ser mayor, sin embargo, como mencionamos anteriormente, tienes la ventaja de tener tu deuda consolidada en un mismo sitio y de no correr con el riesgo de olvidarte de hacer tus pagos y tener que pagar multas por ello.

Estas son algunas de las estrategias más reconocidas e implementadas para pagar tus deudas. Como sucede con un plan de ahorro, puede parecer abrumador, pero es más sencillo de lo que crees. Lo más importante es establecer tus objetivos, entender tus números (¿qué debes? ¿cuánto ganas? ¿cuánto necesitas para vivir? ¿con qué dinero puedes disponer?) y comprometerte con un plan.

No te desanimes: la constancia y el compromiso son tus mejores aliados y aquellos que te permitirán ganar la carrera hacia un balance de tus deudas cero.

Referencias