Los 7 principios clave para una vida financiera exitosa

Una vida financiera exitosa nos permitirá estar cada vez más cerca de hacer realidad nuestros sueños, metas y objetivos, sin importar cuales sean. Quizás quieres ser independiente, o irte de viaje por un año a conocer el mundo, comprar una casa o tener suficiente dinero invertido para jubilarte antes de lo que esperas sin ninguna preocupación: a pesar de que puedan verse lejanos, se trata de sueños que se convierten en metas alcanzables, siempre y cuando sepas cómo organizarte y gestionar tus finanzas.

Ahora, hemos hablado de cómo puedes crear un plan de ahorro y por dónde debes empezar, de cómo lograr la independencia financiera que tanto sueñas y de cómo puedes empezar a pagar tus deudas. Y aunque se trata de conceptos fundamentalmente importantes en el camino hacia una vida financiera exitosa, es igual de valioso entender los principios financieros básicos y claves que te llevarán a convertirte en un experto en el tema.

I. Se consciente de los ingresos que tienes

Tal y como hemos mencionado en la mayoría de artículos acerca de finanzas personales, entender los ingresos que tienes mensualmente es fundamental. A partir de este número podrás definir tus necesidades y gastos básicos, con cuánto dinero cuentas para pagar tus deudas, cuánto puedes destinar a tus ahorros y cuánto puedes usar para gastar en “lujos” (productos y servicios que si bien no necesitas, quieres disfrutar para darte un estilo de vida que consideras ideal).

Si tienes claro el monto de ingresos que recibes mensualmente, evitarás entrar en gastos innecesarios o ciclos de deuda que saboteen tus metas de ahorro.

II. Págate primero

Puede parecer poco realista hablar de pagarte a ti mismo antes de pagar otras obligaciones, especialmente cuando la lista es bastante larga. Sin embargo, y aunque es fundamental pagar todas las facturas a tiempo, si te pagas a ti primero estás priorizando tu bienestar financiero a largo plazo mientras evitas incurrir en gastos diarios e “innecesarios” que equivaldrían a menos dinero destinado a tus ahorros y los planes que quieras cumplir a través de ellos.

Determina cuánto dinero necesitas para cumplir las metas que quieras o para consolidar un fondo de emergencia, teniendo en cuenta cuánto te ingresa y el dinero que destinarás a tus necesidades básicas y mes a mes encárgate de destinarlo a tu fondo de ahorro.

III. Empieza a ahorrar ahora mismo

Hemos mencionado la importancia de empezar a ahorrar. Aunque empieces con montos pequeños, mes a mes irás construyendo un fondo cada vez más grande que te permitirá estar preparado para cualquier eventualidad o para hacer un gasto importante y así cumplir algún sueño que tengas.

IV. Compara las tasas de interés.

Hoy en día existen muchas alternativas tanto para ahorrar tu dinero mientras generas un capital adicional o para conseguir una tarjeta de crédito que puedas usar en caso de emergencia. No importa el objetivo; necesitas investigar, leer y comparar todas las opciones que te llamen la atención para escoger la que te ofrezca menores costos y mayores beneficios.

V. Si vas a pedir dinero prestado, asegúrate de que puedas pagarlo.

Supongamos que quieres comprar algo que te encanta, pero en el momento no tienes el dinero para hacerlo y decides usar tu tarjeta de crédito o pedir un préstamo. Aunque no es lo ideal, entendemos que estas cosas suceden. Lo importante es que tengas un plan para pagar la deuda tan pronto la adquieras y que te comprometas a cumplirlo.

Ahora, si pensaste en un plan pero el pago de la deuda sigue viéndose lejano y difícil, pues te tomaría años en pagarla y los intereses serían muy altos, quizás deberías endeudarte en otro momento cuando tus ingresos sean mayores o tengas una mayor estabilidad financiera.

VI. Crea un plan de ahorro.

Supremamente importante. Un plan de ahorro te permitirá aterrizar todas las metas que tengas a corto, mediano y largo plazo y definir el paso a paso de lo que harás para cumplirlas partiendo de lo que tienes y lo que no. Un plan de ahorro es la clave para el éxito financiero; te permitirá ahorrar de manera realista y organizada.

VII. Tu pasado crediticio determina tu futuro crediticio

Las deudas que adquieras y lo que te demoras en pagarlas harán parte de un historial de crédito que la mayoría de bancos tendrán en cuenta al momento de que decidas crear una cuenta o solicitar algún producto, como una tarjeta o un préstamo.

Si tu deuda es muy grande, existen métodos para empezar a pagarlas de manera efectiva y organizada, así que tampoco tienes que abrumarte. Lo importante es empezar a hacerlo tan pronto como puedas.

Referencias

Por: Maria Camila Ayala